lunes, 21 de diciembre de 2015

Día 99. No tengo ganas de salir de mi casa


Un amigo que me dijo que saldríamos hoy y que quería verme, pero finalmente no me dijo nada más, y lo que me molesta es la actitud pues le pregunté que iba hacer y no me respondió nada. 

Y lo que siento es angustia en mi pecho en el centro y siento cosas negativas hacia mí como pensar que yo no soy tan bonita como para que me invite a salir mi amigo, y me refiero a físicamente, como si eso fuera lo que importa en una relación cualquier relación, y me molesta porque yo quería salir hoy que fue final de cuatrimestre, así fuera a dar una vuelta, pero entro en el problema ahora de que donde vivo no hay nada alrededor que sea agradable, no vivo en una zona amistosa, pues son puras oficinas lo que hay por aquí y restaurantes costosos, más arriba y hacia el norte vive mi abuela quien vive sola y pasa mucho tiempo sola y alrededor si hay parques, pero tampoco es buena idea ir de noche, pues no están bien iluminados y no es seguro, y además es una zona residencial y quiero decir dice me pasa por la cabeza ir a pasear a esos parques y menos de noche, de día si están bien para hacer ejercicio y fue algo que hice con mi pareja cuando vino de España, pero se fue veo oscuro todo esto pues me siento incapaz de salir de mi casa, no sólo porque vivo en una ciudad con un pésimo transporte público y con unos trancones espantosos si no también porque los planes que hay no son sino fiestas o salir a comer o ir a la casa de la gente, y eso es algo que sí me llama la atención, porque ir de fiesta primero no tengo con quien salir hoy, algo que tengo que revisar, pues sí quisiera salir de fiesta, pero tengo muchos peros entonces sigo revisando esto, que el mejor plan que veo es el de ir a la casa de la gente pues en una casa se pueden hacer más cosas que en la calle, como conocer a la persona que vive ahí y aprender cosas, hablar, y el otro plan de salir a restaurantes o cafés sitios a comer me gusta mucho pero no tengo dinero entonces no lo puedo hacer, y salir a hacer cosas por la ciudad sí me llama la atención como ir a un museo o a parques a montar en bicicleta a ir a conocer sitios y estar por ejemplo en plazas o parques y seguramente aquí en donde vivo hay lugares donde la gente se reúne para conocerse y yo hacer cosas. Pero vuelvo a lo mismo y es que para moverme e ir a otros lugares no es así de fácil porque el transporte es muy malo e ir en bicicleta es peligroso también.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mi misma sentirme emocional y triste por pensar que estoy encarcelada y veo que lo que me dan ganas de ponerme a hacer es estar escribiendo y caminando mi proceso con la palabra hablando y escribiendo y ahora lo estoy haciendo desde mi cama grabando y donde el audio automáticamente se pasa a escrito, con una lámpara y una luz en mi habitación que limpié hoy, y siento miedo de que llegue la persona con quien vivo que es mi padre porque siento que tendría que dar explicaciones de por qué estoy grabando mi mente, mis pensamientos todo lo que tengo dentro de mí como yo y tendría que dar explicaciones de por qué que me doy permisión y libertad de escucharme a mi misma y abrazarme y permitirme revisar mi propia mente ya que eso es "inconcebible y no es permitido”, he creído que parece algo indebido y algo que no se puede porque se supone que tenemos que ser esclavos, mantenernos como esclavos y no revisar nuestra propia mente ni nuestra vida ni el mundo ni cuestionar ni cambiar lo que existe porque todos lo hemos creado, aceptado y permitido, y porque querer cambiar las cosas y cambiarse a uno mismo es aparentemente inaceptable. Eso es a lo que le tengo miedo, a que no permitan cambiar.

Mientras escribo esto, estoy llorando, porque había generado energía positiva hacia el hecho de que probablemente saldría, queriendo salir e imaginando que quería salir porque es final de cuatrimestre, fue una semana pesada, pero hoy ni siquiera me lave el pelo, y no me arreglé para salir, y era también quería salir pero noto deshonestidad en eso porque digo que quería salir y no hice el esfuerzo por salir.

Pero ver que me quedó mal la persona que me dijo de salir, y ver que no tenía con quién más salir y que esa persona no solo no apareció sino que ni respondió ni nada de nada.

Pues eso mismo hizo esta semana, escribiré de ello en otro blog y cómo me influenció esto en quién soy.

Pues lo que me ocurrió fue que reaccioné así, llorando y poniéndome triste, y al día siguiente estaba reaccionando mucho ante todo como al hecho de salir con mi madre y que me vinieran recuerdos de cuando vivía con ella.

El caso es: Por qué me entristezco? Si igual en casa puedo hacer muchas cosas que si salgo no podría, y tengo tiempo para mí, así que quiero entender por qué me pongo triste, cuando eso no me ayuda sino todo lo contrario, es una excusa para no aprovechar mi tiempo cuando estoy sola.

He generado bastante energía negativa en relación a ver que no tengo relaciones de amistad estables en mi vida y cuando alguien me queda mal, reacciono mucho más, me siento maltratada. Pero de hecho me estoy maltratando yo misma porque todo el potencial que tengo y lo estoy desperdiciando por no hacer lo que podría hacer estando sola. 

Pero lo que noto es que me desestabiliza pensar que no tengo amigos, porque tengo muchas ideas de mí de que la gente no me quiere, de que no soy de su agrado. Y al ver facebook, por ejemplo, que es una red en la que se ve y refleja lo que la gente ve, lo que a la gente le importa, lo que la gente quiere mostrar de cómo quieren mostrarse o ser, en fin, y se ve quiénes son afines a quiénes, en los likes por ejemplo.

Entonces ver que la gente de mis círculos cercanos no me pone likes, y ver que muchos que no conozco físicamente pero he interactuado en algo con ellos por las redes, ellos sí ponen likes, pues me parece estupendo pero me pregunto qué está distanciando de mí a aquellos que tengo cerca o con quienes he interactuado más en contacto físico en algún momento de mi vida. 

Por eso veo la gran importancia de desarrollarme personalmente, yo como individuo, porque de esa forma me voya estabilizar, haciendo proyectos personales y desarrollándolos, y eventualmente iré participando con gente. Porque  ya me he venido dando cuenta de que lo que generan las emociones en mí es una quietud y falta de movimiento propio, esperando que la gente me abrace de alguna manera y me quedo así esperando porque nunca llegan por fuerza propia, y también he generado como estrés por sentir que tengo que hacer muchísmo esfuerzo proque se me acerque la gente, y siempre termino sintiendo que no les agrado, o no del todo, como que no me aceptaran del todo, es algo que siempre he sentido, y ahora que escribo de esto siento una descarga por lo menos de poder verlo fuera de mi sacándolo por escrito, aunque todavía no lo entienda del todo, por qué siento eso y por qué siento que es real, y lo vivo como real, y lo reflejo en lo que ocurre en facebook y en mis días en que no tengo en mis días actuales con quién salir o estar.

Seguiré escribiendo sobre esto para entenderlo y solucionarlo.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Día 98. Competencia y cómo me he impedido acercarme a las relaciones


Voy a hablar del sueño que tuve, en el sueño estaba con mi madre en un evento y allí veía a dos compañeras de un curso y las veía pasar cogidas del brazo, iban juntas y yo estaba con mi madre y ellas pasaban a mi lado pero no me saludaban y yo les miraba, ellas me miraba, y era OK, pero cuando pasaban y no nos saludábamos mutuamente era extraño, era como si estuviera OK pero luego me daba cuenta de que había sido extraño que no nos saludáramos, ya que hemos tenido un curso todas juntas y la gracia sería que todas juntas nos saludásemos y no, fue más bien algo como pasando las unas de las otras, entonces cuando o me fijo en eso es como algo que claramente se dio durante el curso y es que hubo un acercamiento entre todas pero no hubo una aproximación más de cercanía, más de quizás amistad o por decirlo de de algún otro modo de llegar a una amistad más profunda a una confianza y ya confiar las unas en las otras. Siento como si eso no se hubiera llegado a crear demasiado y en lo vi el sueño que sentía un poco de tristeza por no haber llegado a crear esa aproximación más cercana, esa intimidad, esa amistad y esa confianza con los demás, entonces lo que pasó después en el sueño fue que yo veía a dos compañeras del curso y estaban viendo un partido de fútbol en un lugar lleno de gente al aire libre, estaría día el fútbol muy emocionada y decía algo como: que se caiga, que se caiga. Refiriéndose a un futbolista, que ella quería que se cayera.

En el sueño después me encontraba a una amiga que tuve de pequeña y ella me reconocía y yo estaba alegre de verla y ya después se iba, pero también veía en mí cierta vergüenza y cierta temor de que ella metiera y que pensaste que yo no tenía amiga o futuro o algo así.

En este sueño lo que veo es que con respecto a imaginar que una chica quería que un jugador de cayese, pues es como que en mi hay un pensamiento de competencia con el que no me permito acercarme a los demás, porque es querer que caigan, que se caigan, que se aporreen cayéndose. En mi mente existe cierta idea de que competir es que gana el que no caiga y el que se quede de pie, y ganar es tratar de quedar de pie a Costa de que los otros caigan, por ejemplo gana el que no se caiga a medida que los otros se cayeron, como en una competencia donde no es con uno mismo sino con los demás como que los demás fueran enemigos de algún modo.

Entonces haber soñado que pasaban unas compañeras de un curso a mi lado y no nos saludábamos y ver que sentí que no llegamos a crear una cercanía y una buena relación, y que me habría gustado eso, pero que hubo algo que lo impidió, viendo dentro de mi, en el mismo sueño está la respuesta, y fue la competitividad que vivo en mis relaciones viendo a los demás como competencia que debe ser acabada y que deben caer y tropezarse para que yo esté bien y contenta, pues lo que hago es compararme con como están los demás para decidir dónde estoy yo.

La otra parte del sueño fue con una amiga de la infancia y pensé que tenía miedo de que ella me viera sin amigos y sin futuro. Porque yo me estoy viendo a mí misma así.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma pensar que competir es contra los otros que son enemigos de uno, y que para ganar los demás deben caer y uno debe mantenerse de pie y así es cómo va a ganar en este mundo y en esta vida, sin ver que esa manera de vivir la palabra competencia, es destructiva para mis relaciones pues en lugar de vivir como uno e igual a los demás donde todos nos estamos mejorando a nosotros mismos, es vivir las relaciones de forma dañina pues es tratar de quedarse de pie mientras los demás se caen y uno estar pensando que quiere que los demás se caigan, ya sea física o mentalmente.

Como quiero vivir yo la palabra amistad: quiero que haya apertura, que se hable de los temas abiertamente, que no haya una idolatracion secreta, y que haya competencia con uno mismo y no contra la otra persona. Que sea mejorar los individuos, las partes de la amistad, que sea vivir la palabra diversión,clan palabra alegría, la palabra cercanía, la palabra cuidado.

He vivido amistades ambiguas durante mi vida donde no he sido el principio rector de mis relaciones con la gente, de pequeña por ejemplo tenía una amiga a la que le cogí miedo y luego ella empezó a irse con otra gente. Me robaba mi comida, y me decía que me veía muy callada y tímida, y me acorde de esto ahora porque estoy empezando a revisar cosas sobre mí misma como que no me tome como personal lo que me digan los demás, aunque claro, es cuestionable como los otros le hablan a uno a veces, pero está en mi n o reaccionar sino escuchar.

Por ejemplo el otro día que mi madre me dijo que mis uñas están chuecas y que tengo cara de enojada y molesta, lo escuche como si me insultara y com o que no puedo contarle nada porque todo lo critica, y en fin todo lo proyecte hacia ella como que es algo que me he acostumbrado a hacer con mi mama, pensar que todo se lo toma a mal y no le cuento por tanto nada de nada.

Y que me dijera eso lo tome a mal por pensar que ella es quien ha creado que yo esté así, con cara de enojo y mal genio, y callada.

Si veo en las relaciones del pasado, por ejemplo con un compañero de clase, que me dijo en un viaje que yo estaba muy callada, que por qué estoy tan callada, que porque soy tan callada, me dijo, o me pregunto. Y supongo que de alguna manera he estado callada por culpar a los demás de algo, si veo en mi mente existe mucha culpa hacia cosas por fuera d e mi, si veo porque estaba callada con gente de mi clase cuando pequeña, sería porque sentía que no podía hablar con ellos de nada, o que n o había nada de qué hablar.

Y eso es lo mismo que me pasa hoy día con respecto a la pintura, esta falta de ponerme a ello. Lo mismo con el ejercicio, si no me pongo a ello, no va a surgir solo. Con la pintura es algo como que tampoco siento que vaya a salir d e mi de forma espontánea. Y con la guitarra tampoco. Es decir con nada, tampoco con escribir.

Y es como si sintiera lo siguiente: para que toco o practico la guitarra si no voy a conseguir traba de eso.
Para que pinto si es tan difícil vivir de eso.
Para que canto si no l o estoy haciendo en público y no soy famosa.
Para que escribo si no voy s saber de qué escribir.
Para que pinto si no voy a saber de qué pintar.
Para que hablo si no se de que

Y si veo todo está relacionado al tema del dinero porque es irme hacia lo que me de dinero y oportunidad de conseguir dinero, sin ver que lo que me va a dar oportunidad de conseguir dinero va a ser hacer las cosas como pintar, escribir, porque de esa manera me quito los virus de la mente. También, tocar guitarra porque es algo que me gusta y no todo tengo que hacerlo porque me vaya a dar dinero o trabajo.

Entonces he vivido el habla y el pintar y el escribir como un: pero si no se de que
Y lo que no he hecho, que es la solución, es hacer introspección y ponerme a ello y a medida que lo hago voy explorando lo que sale de mi.

ShareThis